Sabemos que todos los alimentos sufren alteraciones al ser almacenados o cocinados ya sea en la industria o en los hogares. Sin embargo, en la industria, las variables que influyen en la pérdida de nutrimentos están bien controladas y en ocasiones esta pérdida es menor que en los cocinados en casa.